Garbanzos con gambas

el

IMG_20160310_123726De entre todas las legumbres, los garbanzos son mis favoritos. Y de entre todas las recetas con garbanzos que conozco, ésta es la que más me gusta.

Los garbanzos en potaje con chorizo y morcilla me parece delicioso, pero es un plato para tomar muy de vez en cuando por su contundencia. Los garbanzos con gambas, sin embargo, son suaves, ligeros y carentes de colesterol y grasa, por lo que podemos tomarlos cada vez que nos apetezca.

Empezamos a prepararlos. En primer lugar, pelaremos las gambas (o langostinos, si se prefiere). Reservaremos las colas para más adelante. Guardaremos las cabezas y las pieles porque con ellas haremos el caldo en el que coceremos los garbanzos. Para ello, pondremos los restos de las gambas en una cazuela y chafaremos bien las cabezas para extraer todo el jugo. Cubriremos con 1,5 litros de agua y  lo dejaremos hirviendo, con un poquito de sal, durante 30 minutos. Transcurrido este tiempo, colaremos el caldo.

Los garbanzos los habremos tenido en remojo durante 24 horas para que se ablanden.

Pondremos el caldo en una cazuela grande junto con una cebolla entera y dos o tres hojas de laurel. Añadiremos los garbanzos escurridos y llevaremos a ebullición. Salaremos al gusto. Dejaremos los garbanzos hirviendo a fuego lento durante el tiempo que marque el paquete. Suele ser una hora y media, pero lo mejor es comprobarlo nosotros mismos probando algún garbanzo. Cuando las legumbres lleven, aproximadamente, una hora hirviendo, podemos añadir una pizca de pimentón dulce.

Cuando los garbanzos estén tiernos, en una sartén con muy poco aceite, saltearemos las colas de las gambas junto con un diente de ajo picado. Simplemente saltearlas. No queremos que se hagan mucho. Ha de ser algo rápido y a fuego vivo.

Una vez salteadas, incorporaremos las colas de gambas y el ajo en la cazuela de los garbanzos. Moveremos la cazuela en movimientos circulares para que se mezclen bien todos los sabores. Lo dejaremos cinco minutos a fuego suave.

Para aprovechar bien todos los sabores y espesar un poquito el caldo, sacaremos la cebolla, con unos pocos garbanzos y algo de caldo y, en el vaso de la batidora, lo trituraremos todo. Verteremos la crema resultante al guiso.

Cuando veamos que los garbanzos están en su punto, apagaremos el fuego y dejaremos que el guiso repose durante varias horas. Incluso de un día para otro estará más sabroso.

IMG_20160310_123709
Ingredientes para 4 personas
600 grs. de garbanzos
800 grs. de gambas (o langostinos) grandes
1 cebolla
2 o 3 hojas de laurel
Agua
1 cucharadita de pimentón dulce
1 diente de ajo
Aceite
Sal

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Judith Cairol dice:

    Mi legumbre preferida!!! gracias Gloria por compartir tus creaciones y facilitarnos tanto las comidas!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a tí, Judith!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s