Patatas especiadas con huevo poché y virutas de foie

img_20160925_143327Huevos con patatas, un clásico de toda la vida. A quién no le gusta un plato tan sencillo?

Hoy variamos un poco el tradicional huevo frito con patatas, en una versión en la que no aparecen los fritos. Contundente. Sólo apto para los días de mucha hambre.

Empezaremos por las patatas. Yo utilizo patatas de guarnición. Tienen el tamaño perfecto y una piel muy fina que permite no tener que pelarlas. Las lavaremos y partiremos por la mitad. Sal, un poquito de aceite de oliva y las especies que más  nos gusten, pimienta, tomillo, romero, orégano… cada uno a su gusto.

Las introduciremos en el horno, precalentado a 200 °C durante aproximadamente, 20 minutos.

Mientras se van haciendo las patatas, haremos los huevos pochados o “poché”.

Para preparar el huevo poché nos ayudaremos de una flanera individual o un vaso ancho y bajo. Cortaremos un rectángulo de papel film. Forraremos por dentro la flanera o el vaso, de forma que sobre film por todos los lados. Luego lo recogeremos haciendo un saquito. Nos interesa que haya film suficiente para poder atarlo bien. Una vez forrado el molde elegido, pintaremos el film con aceite para que el huevo no se pegue y podamos extraerlo con facilidad. Echaremos el huevo dentro del molde. Recogeremos el film haciendo un saco en cuyo interior estará el huevo. Con ayuda de un hilo, cordel o parecido cerraremos bien el saco.

Pondremos agua a hervir en un cazo pequeño. Justo antes de empezar a hervir, introduciremos el saquito con el huevo y lo mantendremos dentro del agua durante 5  o 6 minutos. Estará en su punto, cuando veamos que ha cuajado toda la clara alrededor de la yema. Lo sacaremos del agua hirviendo y le quitaremos el papel film cortando la parte superior (por donde hemos anudado).

Ahora montaremos el plato. Colocaremos las patatas asadas en el centro del plato, sobre éstas, los huevos pochados. Para finalizar, con ayuda de un pelador de patatas, haremos virutas de foie que esparciremos sobre los huevos.  Para que nos salgas virutas perfectas habremos congelado el bloque de foie. Con el bloque totalmente congelado haremos las virutas con facilidad. El propio calor de las patatas y los huevos descongelarán las finas virutas.

Serviremos inmediatamente, a ser posible, con una copa de vino tinto.

img_20160928_155119Ingredientes para 4 personas 

16 patatas de guarnición

8 huevos

1 bloque de foie

Aceite

Sal

Especias

 

 

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Maria dice:

    Se me hace la boca agua. Pero que pinta Dios mio!!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muy bueno, María. Contundente pero delicioso. Por cierto, Enhorabuena por tu “Lomo al abanico”. Espectacular!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s