Sardinas marinadas

IMG_20151031_132033Por todos son conocidas las cualidades nutritivas de las sardinas. Fuente de omega 3, que ayuda a reducir los niveles de colesterol, vitaminas B12, B1, A, D y E. En definitiva, un alimento que no debe faltar en nuestra dieta habitual.

Hoy presentamos una sencilla receta para degustarlas en frío, con sabor a cítricos.

Las sardinas deben estar limpias, esto es, sin cabeza, tripas y espina central. Asimismo, quitaremos las pequeñas aletas laterales y las escamas. Las separaremos en dos lomos. Nos ahorraremos mucho trabajo si conseguimos que nuestro pescadero nos haga parte de este trabajo, de manera que en casa sólo tengamos que quitar las aletas laterales y las escamas. Una vez limpias, y como siempre que vamos a tomar pescado crudo, las congelaremos, durante, al menos 48 horas, para evitar la infección por anisakis.

A la hora de prepararlas, haremos una marinada con el zumo de tres naranjas, dos limones y un buen chorro de vinagre (de vino blanco o de manzana).

Introduciremos las sardinas en la marinada, asegurándonos de que queden bien sumergidas. Taparemos el recipiente con film transparente y lo introduciremos en la nevera. Dejaremos las sardinas marinando durante ocho horas. Lo más cómodo es preparar las sardinas por la noche y dejarlas hasta la mañana siguiente sumergidas.

Para la guarnición, buscaremos unos tomates bien maduros, los cuales tendremos que pelar y limpiar de semillas. Para pelarlos con mayor facilidad, los escaldaremos. Para ello, con un cuchillo bien afilado, haremos un corte en forma de cruz en la parte opuesta al pedúnculo y lo introduciremos en un cazo con agua hirviendo durante 3 o 4 segundos. Al sacarlos, veremos cómo la piel del tomate se desprende fácilmente. Una vez pelados los tomates, haremos un corte transversal y, ayudándonos con una cucharilla, retiraremos las semillas. Y ya limpios, los trocearemos a cuadraditos pequeños y los reservaremos.

A continuación, cortaremos pimientos rojos asados a cuadraditos del mismo tamaño que los tomates. Podemos utilizar pimientos escalibados en casa o bien en lata. Recomiendo no utilizar pimientos morrones de lata, ya que su sabor es un poco amargo.

En un bol, mezclaremos los tomates y pimientos troceados y aliñaremos con aceite de oliva virgen extra y sal.

A la hora de emplatar, colocaremos una cama con la mezcla de tomate y pimiento. Encima, dispondremos las sardinas con la piel hacia arriba. Y, sobre las sardinas, colocaremos unos aros de cebolla tierna cortados lo más finos posible. Regaremos con aceite de oliva virgen extra y salaremos.

IMG_20151031_132136Ingredientes para 4 personas
800 grs. de sardinas limpias
Zumo de 3 naranjas
Zumo de 2 limones
Vinagre de vino blanco o de manzana
4 tomates maduros
Pimiento rojo asado (casero o de lata)1 Cebolla tierna
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s